<> page
<Desde Adentro> album page

Marca Maldita

Pasó el tiempo, quizás de cien inviernos,
para que un día yo te descubriera.
Dejándote en el tiempo de la muerte,
te hallé oculto debajo de unas piedras.

Estaba frío como la muerte misma,
como ocultándote en nuestra cordillera;
o muriendo quizás en tu vergüenza
por ser conquistador de nuestra tierra.

Se me cruzó un tropel de pensamientos
de aquellos tiempos de mi tatarabuelo.
Pensé en la sangre que corre por mis venas
y te arrojé con bronca contra el suelo.

Pero pensé, mejor te llevaría
como un testigo mudo para el puesto,
para explicarles a mis hijos simplemente
que vos fuiste quien mataste a sus ancestros.

Te alcé en mis manos quizás por el instinto
de descubrir tan sólo la madera
oxidada de un tiempo ya pasado
como una marca maldita y extranjera.

Y ahí te tengo colgado dentro´el rancho
como la cruz de aquel conquistador
que te trajo pa´ desgracia de mi pueblo
que temblaba al escucharte, Remington.

close window